"> 15 cosas que no se deben hacer en Barcelona - ✅ Visitar el mundo

15 cosas que no se deben hacer en Barcelona

Visitar una ciudad significa también entrar en contacto con su vida cotidiana y respetar sus costumbres y su cultura: ciertas reglas de comportamiento y de sentido común son obvias pero nunca se dan por sentadas y se aplican en todas partes! ¿Ya has planeado qué hacer en Barcelona? Ahora sólo tiene que mirar nuestra lista de 15 cosas que no hay que hacer en Barcelona para aprovechar al máximo tus vacaciones.

15 cosas que no se deben hacer en Barcelona

1 – No busques estereotipos, especialmente en la mesa

La cocina de Barcelona no es sólo tapas y sangría. Hay mucho más, y los barceloneses serán los primeros en querer demostrarlo.

¿Un consejo? Únete a un tour gastronómico por los mercados y barrios de Barcelona: la oferta culinaria que se espera es variada y mucho más que tapas y sangría!

2 – ¡No pidas paella para la cena!

Sigamos con el tema. La paella es un plato típico valenciano. También lo puedes encontrar en Barcelona, sin duda, pero no lo pidas por la noche: nunca verás a un español comiendo paella en la cena. Es un error, si quieres llamarlo así, “turista”: la paella aquí se suele comer en el almuerzo.

3 – Se equivoca al no considerar los ritmos y horarios españoles

Recordemos que en Barcelona, como en el resto de España, todo se “escapa” por unas horas. No pretendemos, por ejemplo, que las tiendas estén abiertas a primera hora de la tarde o que la cena esté lista a las 19:30. Así que si un catalán te invita a una cerveza nocturna, prepárate para las 10:00 p.m., como mínimo.

4 – ¿Qué visitar en Barcelona? La Rambla, sí, pero evítala los fines de semana.

No estamos aquí para decirles que Rambla es el corazón de la ciudad y que hay que verlo, ¡nos lo perderíamos! Porque, afrontémoslo, es una obligación para cada visitante.

Pero, cuidado, se va “caminando” en los momentos adecuados.

No pienses en ir allí el fin de semana porque está lleno de gente. Puede que de repente te encuentres con que eres claustrofóbico. Y si estás allí el fin de semana, es mejor que te quedes allí 15 minutos como máximo. Si tu integridad nerviosa depende de ello. Si quieres caminar por las Ramblas en paz y tranquilidad, ve allí por la mañana, entre las 8 y las 10.

Visite Barcelona mientras ahorra dinero: ¡compre el Barcelona City Pass! Incluye entradas a la Sagrada Familia, Parc Guell, traslado de vuelta en Aerobús desde el aeropuerto de El Prat. Descubra todas las ventajas del Barcelona City Pass aquí.

5 – No compre recuerdos de los vendedores ambulantes ilegales

Siempre sobre las Ramblas: no compres nada. Está lleno de vendedores, incluso muy “hábiles” en su oficio, que intentarán darte un poco de todo. Tengan cuidado: la mayoría de ellos no tienen licencia, son ocupantes ilegales.

6 – No pierdas el tiempo

Ya te veo sacando entradas de la sagrada familia en el trabajo, planificando lo que vas a ver en Barcelona durante tu viaje: ¡hay hitos que no se deben pasar por alto!

Pero no es el caso de pasar horas de pie, tal vez bajo un sol abrasador y tomar un metro cada 20 minutos, esperando para entrar a la Sagrada Familia o a las otras atracciones principales. ¡Compren sus boletos por adelantado! Este es un consejo valioso.

¿Qué hacer en Barcelona si vas allí por primera vez?

Si nunca la has visitado y es tu primera vez en la capital catalana, no puedes perderte nuestra mini guía de las cosas más importantes que hay que hacer en Barcelona: monumentos, museos, barrios para explorar, comida para degustar.

7 – No confíe en conductores abusivos

Si necesita llegar al centro de la ciudad desde el aeropuerto pero prefiere evitar el transporte público, no confíe en los servicios privados de traslado. Tome todas las precauciones necesarias y póngase en contacto con personas calificadas y agencias “certificadas”.

Con el servicio Taxi Leader es posible reservar un taxi a una tarifa fija, no se requiere un pago por adelantado y en caso de retraso del vuelo el viaje está garantizado, sin cargo adicional.

8 – No subestime el peligro de los carteristas (especialmente en la playa)

Ya sea que estés paseando por el casco antiguo o en la playa disfrutando del mar, siempre mantén tus pertenencias a la vista, seguras. De hecho, trata de no llevar ningún objeto de valor a la playa.

9 – No respondas con un “gracias”.

El orgullo catalán hierve en la sangre de todos los barceloneses. Así que, para arrancar una sonrisa y un gesto de gratitud, dejad claro que sois conscientes de que estáis en Cataluña “y no en España” (pasadme la distinción). Esfuércese por usar “merci” en lugar de “gracias”, o “adeu” en lugar de “adiós”.

10 – No dejes la educación y los modales en casa

En Barcelona puede que encuentres el calor muy caliente. Eso no significa que puedas andar por la ciudad sin camisa, sin camiseta, como si no fuera nada. No estás en la playa. Toma este consejo. Por una simple cuestión de decoro y, sobre todo, para evitar multas o reprimendas.

11 – No te fíes de la regla de “quiero verlo todo”.

¿Qué ver en Barcelona? No corras de un lado a otro de la ciudad sintiéndote obligado a ver todos los monumentos posibles. La bella capital catalana debe ser vivida con calma: admítala, pero sin ansiedad; planifique las etapas de su visita, pero no se atasque en el “quiero verlo todo y ahora”. Estar abierto al cambio; ser “guiado” por la ciudad y su gente.

Camina por ahí, siguiendo tu instinto y tus pasos. O bien, únete a un tour organizado y déjate llevar por un buen guía: te mostrará todas las cosas más bellas que hay que ver en Barcelona en un paseo muy agradable.

12 – No vayas a la playa sólo en la Barceloneta

Si quieres tener un poco de vida playera, recuerda que no sólo existe la Barceloneta.

Descubre todas las demás calas de la costa, a menudo menos concurridas y bañadas por un mar más claro.

13 – No camine con la cabeza abajo: ¡mire siempre al frente!

Levanta la vista y descubre la belleza de los edificios de la ciudad. A menudo no están marcados en los mapas o guías turísticas, pero eso no significa que no sean una vista real.

14 – ¡No compres el sombrero! No tiene nada que ver con Barcelona

El sombrero, ni siquiera puede protegerte del sol, es colorido, festivo y llamativo. Pero no tiene nada que ver con Barcelona, aunque se vende en todas las tiendas de recuerdos. Es un poco como comprar una estatua del Coliseo de Milán.

15 – No bebas el agua que brota de la Font de Canaletes o de la Rambla.

Según la leyenda, de hecho, podrías ser hipnotizado por Barcelona y, por lo tanto, ser obligado a volver allí muy a menudo.

Viajaryvisitar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario